Aquellos “Autos Locos”

Mucho antes de que se empleara el término “concept car” en la automoción, no existía otro tipo de vehículo que precisamente ése. La producción en serie ni si quiera pasaba aún por la cabeza de Henry Ford y él, al igual que muchos otros, eran fabricantes artesanos. No existían prácticamente dos automóviles iguales y en cada uno de ellos su constructor empleaba el máximo ingenio creativo que permitían los avances del momento. Nada estaba escrito y todo por inventar, así que no es de extrañar que sin un patrón establecido de lo que es un automóvil como en la actualidad, los resultados pudieran ser un tanto dispares.

Muchos de estos experimentos perfectamente podrían integrar el “escuadrón diabólico” de los “Autos Locos”, además porque la competición y los records eran muchas veces el objetivo principal. Pero en esta lista de participantes no vamos a encontrar a Pierre Nodoyuna. En su lugar puede que suenen algunos nombres como Ferdinand Porsche, Henry Ford o Luis Chevrolet.

Anuncios

2 pensamientos en “Aquellos “Autos Locos”

    • Sobre todo a mi me alucina la cantidad de intentos de innovación tan dispares de esos años cuando todo estaba por descubrir. Algunos inconcebibles hoy. Pero como se suele decir, lo hicieron porque no sabían que era imposible 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s