Volvo P1800 e Irv Gordon. 4,8 millones de kilómetros juntos.

volvo-p1800-5-milioane-km-11

Irv Gordon salía del concesionario de Volvo en Nueva York el 30 de Junio de 1966. Acababa de adquirir un elegante coupé de la marca sueca, que ya entonces presumía de la “confiabilidad” de sus coches. Era viernes, e Irv pudo probar su adquisición.
Eso es amor a primera vista, porque Gordon no pudo dejar de conducirlo todo el fin de semana. Al lunes siguiente volvió a llevar su coche al taller, pero para realizar la revisión correspondiente, ya que había conducido 2400 km en dos días.

1960_1973_Volvo_P1800_Coupe_06

Desde entonces ambos han compartido nada menos que 4,8 millones de kilómetros (3 millones de millas) y el P1800 S de Irv Gordon es desde hace más de un millón de millas el automóvil que más distancia ha recorrido en el mundo.

Gordon, profesor de ciencias, conducía entonces 200 km diarios para llegar a su trabajo, lo que le ayudó a acumular ya una importante distancia. En 1976 llegaban al medio millón de millas (805.000 km) y en el 87 recorrían juntos el primer millón (1,6 millones de km).

49591_2_1

En 1998 los medios se hacían eco cuando entraban en el Libro Guiness de los Records. El odómetro del Volvo habría marcado 1,69 millones de millas en ese momento, pero apenas habían completado la mitad de la aventura de la que son protagonistas hoy. En 2002 la pareja completaba los 2 millones de millas (3,2 millones de kilómetros).
Alcanzar los 3 millones de millas (4,8 millones de km) recorridas es un acontecimiento en si mismo y así fue planeado. Gordon se desplazó en avisión hasta Alaska para encontrarse con el Volvo, que viajaba en camión. Alaska era precisamente el único estado que no habían recorrido hasta entonces y los dos disfrutaron de uno de los pocos territorios inexplorados para ambos, antes de que el cuentakilómetros volviese a cero por trigésima ocasión el 18 de Setiembre de 2013 en la aldea de Hope en Alaska.

31

El protagonista declaraba: “, “Mientras circulaba mantuve la mirada en el cuentakilómetros para no perder este magnífico momento. Pero no ha sido sólo el hecho de llegar a los 3 millones de millas, sino la experiencia que hemos vivido, Nunca tuve el objetivo de alcanzar uno o dos millones de millas, sino que quería conducir y experimentar la vida en mi Volvo”

43

Más allá de records y distancias, es admirable la simbiosis que han alcanzado hombre máquina, sin la que no es explicable esta hazaña. La máquina ha permitido al hombre viajar a placer y conocer multitud de lugares y personas a lo largo de una distancia equivalente a dar 12 vueltas al mundo, y a cambio, el hombre cuida con mimo y esmero la máquina como si fuera parte de la familia, o algo más.

Por supuesto, Irv no se salta una revisión, ni deja de prestar cuidado al desgaste de los materiales para sustituirlos cuando corresponde, e incluso ha tenido que reconstruir el motor en dos ocasiones debido al mero uso. Pocas parejas pueden presumir de haber compartido tantas cosas y tiempo juntos.

volvo-p1800_2

Si Irv hubiera conducido sin parar y sin ni si quiera dormir, a una velocidad constante de 100 km/m, habría pasado 5,5 años al volante de su Volvo para completar los 3 millones de millas. No puede ser sólo una cuestión de disfrutar de la conducción, sino como dice el propio viajero “una forma de vida”, que ha unido durante casi 50 años a una pareja atípica.

“No se trataba de llegar a los tres millones de millas. Se trataba de la experiencia vivida en cada uno de esos viajes que me llevaron a recorrer tres millones de millas”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s