Renderizado 3D

1987 Ferrari F40 (by melkorius)

1987 Ferrari F40 (by melkorius)

Con la aportación del Cálculo Computacional a la industria en general han cambiado los usos en los procesos de producción, también los relacionados con el sector automovilístico.
La aplicación de la informática a la automoción lleva asociada una palabra con mucho más recorrido de con el que comúnmente se emplea: “Simulador”
La primera respuesta que probablemente daríamos cualquiera como ejemplo serían los simuladores gráficos, y entre éstos los videojuegos o también los empleados (con un nivel de desarrollo y tecnología diferente) en la Fórmula 1.
Antes de continuar es necesario tener claros ciertos conceptos:
Simulador: una aplicación o conjunto de aplicaciones que imitan el comportamiento real de un modelo.
Motor: el conjunto de algoritmos que simulan las leyes del estudio (para el Renderizado éstas son las leyes de la óptica: reflexión, refracción, etc… )
Modelo: la representación de un objeto de estudio mediante los parámetros que lo definen.
Modelización: proceso de crear el modelo.
Renderizado; proceso de generar una imagen o video mediante la técnica de aplicar los algoritmos de los motores de iluminación a partir de modelos dados.

1972 Chevrolet Camaro Z28 (by Melkorius)

1972 Chevrolet Camaro Z28 (by Melkorius)

La fidelidad del proyecto y el tiempo de cálculo necesario en una simulación son directamente proporcionales a la precisión de los algoritmos y al nivel de detalle de modelizado. Por ello el incremento en el poder de cálculo de los ordenadores de última generación ha provocado un mayor desarrollo de estas técnicas en los últimos años, empleándose en un sin fin de campos en toda la industria.
Sin abandonar el terreno del diseño gráfico, es impensable ahora que los bocetos de cualquier creador no pasen por una herramienta de estas características antes de tomar cuerpo. Por no hablar de ser de uso obligado para todo departamento de marketing y publicidad, o de otros campos como el cine.
“Solamente” hace falta desarrollar otros motores para aplicar ahora la simulación a otras necesidades. Así se ha avanzado en la recreación de resistencia de materiales o dinámica de fluidos, con aplicación directa en diferentes fases del desarrollo industrial. ¿Suena extraño un simulador de tunel del viento, de rendimiento de motores o en materia de seguridad? En realidad todo depende de tener en cuenta el mayor número de datos del modelo y un motor de simulación lo más riguroso posible en términos tanto de calidad como de cantidad de las reglas de comportamiento.
El concepto de 3D integrado por la propia computación subyace en estas tecnologías y sobre éste se basan los nuevos desarrollos. Donde antes se diseñaba sobre el papel, ahora se usan programas de CAD en 3D, o incluso ya se comercializan impresoras capaces de interpretar esos planos y materializarlos en las tres dimensiones en las que vivimos.
Si bien ya no caben los románticos y artesanales procedimientos de antaño, de alguna manera y a tenor de los resultados algunos han encontrado en estas herramientas un nuevo modo de expresión artística.

.

Galería: (Fuente www.deviantart.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s