El coche en el paisaje urbano. 1930

1930s Semáforo controlado manualmente por Guardia Urbana (Barcelona)

1930s Semáforo controlado manualmente por Guardia Urbana (Barcelona)

Atrás quedaba ya la etapa del uso marginal del automóvil y la crisis del 29 provoca una criba entre los fabricantes, a la que principalmente sobreviven las grandes factorías que tienen margen para ajustar costes de producción.
En la medida que crece el uso del transporte a motor en las ciudades, se acrecentan las necesidades de adaptar el hábitat a la nueva era. El primer paso fue cubrir las ciudades con un manto de asfalto, la siguiente es crear las infraestructuras que demanda una urbe moderna. Al tiempo que las metrópolis se estiran hasta las nubes, se abren también vías para que el nuevo medio de transporte llegue a todas las esquinas en el caudal que vaticina su exponencial escalada.
El concepto de movilidad toma otra dimensión y los accesos a los núcleos de población más importantes comienza a convertirse en motivo de inversión, acometiéndose importantes proyectos en todas partes del mundo.
El espacio comienza a ser un problema y también la escusa perfecta para satisfacer cualquier afán recaudatorio.

.

Artículos Relacionados:

El coche en el paisaje urbano. 1900

El coche en el paisaje urbano. 1910

El coche en el paisaje urbano. 1920

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s