Mascotas

Originalmente el radiador de los automóviles quedaba fuera del capó del vehículo, con la tapa sobre la parrilla y bien a mano para solucionar los habituales problemas de sobrecalentamiento. Por ello los fabricantes empezaron a incorporar medidores de temperatura, a los que habitualmente se incorporaba el emblema o insignia.

Otras veces era otro tipo de ornamento el que presidía el automóvil en una posición tan señorial. Así cuando los radiadores quedaron bajó el capó y los medidores trasladados al cuadro de mandos del interior del habitáculo, muchos lo mantuvieron allí como elemento característico e identificativo.

En América recibe el nombre de ornamento del capó/tapa  (hood ornament) y es donde creó mayor arraigó, perpetuándose esta tradición en la gran mayoría de marcas. Por su parte en Europa es más conocido como Mascota, dado el gran afán a lo largo de la historia por recurrir a motivos animales, que por otra parte muy comúnmente forman parte de la heráldica de las marcas.

Progresivamente se redujeron en tamaño y número, para desaparecer prácticamente a raíz de las normativas en materia de seguridad vial, que veían en estos aparatosos accesorios un peligro para el peatón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s