Ford Shelby Mustang GT500 Cobra. Homenaje póstumo a Carrol Shelby

ford-mustang shelby gt500 cobra 2013

Como un grupo de viejas glorias del rock que se reúnen en un único concierto conmemorativo para rendir tributo a un amigo desaparecido, Ford Motor Company, Ford Racing y Shelby American han hecho lo propio con el gran arquitecto del automovilismo Carrol Shelby, que nos abandonó definitivamente en mayo de 2012. Este particular grupo de rockeros se ha llamando “Friends of Carroll Shelby” y el único concierto programado es la construcción de una única unidad de un monstruo con muchos y gloriosos apellidos: Ford Shelby Mustang  GT500 Cobra.

Carroll Shelby

Es difícil calificar a un hombre capaz de ganar las 24 horas de Le Mans, de crear una receta de chili, ser granjero y criador de pollos, constructor de alguno de los mejores coches de carreras de la historia o empresario en el mundo del petróleo.

Nació en Leesburg (Texas) en 1923 pero pronto su familia se mudaría a Dallas donde falleció el 10 de mayo del 2012. Fue instructor de vuelo durante la segunda guerra mundial, tras la cual se estableció como granjero, tratando de alejarse de la vida urbanita.

1949 MG TC (Primer coche de carreras de Carroll Shelby)

1949 MG TC (Primer coche de carreras de Carroll Shelby)

Cuando una epidemia casi acaba con su granja de pollos, decide iniciarse como piloto. En su primera competición en el 52 consigue la victoria con un MG-TC sobre rivales con la misma montura. Sería un excepcional comienzo para cualquiera, pero Carroll Shelby, envalentonado por el resultado se inscribe con su pequeño MG para la siguiente carrera de ese mismo día en la categoría de los poderosos Jaguar XK120, en la que vuelve a vencer. Obviamente un inicio así le da alas para probar en la competición y compra un Cad Allard con el que participar regularmente.

Carroll-Shelby-1952 Cad Allard

Granjero y piloto de carreras, combinación que no era tan inusual en aquella época teniendo en cuenta la incipiente cultura automovilística americana que se expandió como pólvora por todo el sur de los EEUU en las décadas de los 40 y sobre todo tras la guerra. El mayor exponente de este movimiento es el Hot Rod que cimentó sus bases entre la clase rural.

Su imagen con sombrero tejano y camisa de cuadros acreditaron su fama de “el granjero-piloto” de la que nunca abdicó.

Los buenos resultados con el Cad Allard llaman la atención de Aston Martin, y en el 54 participa por primera vez en las 24 horas de Le Mans con una actuación discreta aunque demostrando su talento, lo que le vale un contrato con esta escudería. Ese mismo año se enrola en otro proyecto que incluía a Donald Healey (propietario de Austin Healey) y el lago salado de Bonneville. Allí batirían más de 70 records de velocidad diferentes.

Carroll-Shelby-1957-Piloto del año en por Sports Ilustrated

En el 57 es nombrado Piloto del Año por la publicación Sports Illustrated, pero la culminación a su carrera llegará en la temporada del 59, en la que además de participar como piloto de F1, ganaría las 24 Horas de Le Mans junto al británico Roy Salvadori a los mandos de un Aston Martin DBR1. Ese fin de semana padecía disentería y tras la carrera manifestó que se sentía “incómodo”.

1959 Shelby tras ganar Le Mans, con Brown (dueño de Aston Martín)

Su última temporada sería la de 1960 ganando el campeonato USAC de sports cars.

Por entonces ya tenía su propia compañía de modificación de coches deportivos y una afección cardíaca le obliga a dar por finiquitada su carrera de piloto en lo más alto, para centrarse a partir de entonces en el diseño de automóviles.

En su vida superó hasta cuarenta infartos para morir a la edad de 89 y dejar tras de sí un sin fin de negocios, unos fallidos y otros tan exitosos, al menos desde el punto de vista cualitativo, como los que vincularon el apellido Shelby al mundo de las 4 ruedas, en cuyo ámbito sólo es superado quizás por el del propio apellido Ford, si nos circunscribimos a los EEUU.

Shelby Cobra

En esa misma edición del 59 de las 24 horas de Le Mans, en la categoría 1500-2000 cc vence un coche británico, AC Ace (Auto Carriers Ltd.) con motor Bristol.

Pero para el siguiente año Bristol dejaría de proporcionarles motores y AC recurre en primera instancia a los Ford Zephyr 6 cilindros de 2600cc que no terminan de ofrecer un buen rendimiento. Es cuando Carroll Shelby, recién retirado de la competición y perfecto conocedor tanto de los ligeros deportivos ingleses como de los grandes motores americanos, viaja a Inglaterra para convencer a los directivos de AC para montar motores V8 en el pequeño roadster británico. La empresa, que se encuentra en una complicada situación económica, supedita el contrato a la búsqueda de un proveedor de motores V8 de serie y comienza el sondeo.

Shelby recurre a Chevrolet, pero temerosos de que el vehículo resultante pudiera hacer sombra sus competitivos corvette, desestiman entrar en el proyecto. Entonces se inician las conversaciones con Ford.

El primer prototipo se construye en Thames Ditton (UK) sobre el chasis CSX 2000, al que se acopla un innovador motor Ford 221 ci V8 construido con una técnica de “paredes ligeras”.

Dave Evans -dueño del Stock Cars Racing Program de Ford- propone una modificación del V8 llevada a los 4261cc para sustituir al 221. Shelby recibe un chasis en los EEUU y en 8 horas ya es propulsado por ese nuevo motor 260 in HiPo V8 de 4.2 L que desde un primer momento muestra unas prestaciones excepcionales. Ya tenemos el coche, pero había que homologarlo para la competición y sólo disponían de un ejemplar. El mismo auto se repinta para cada sesión con fotógrafos y periodistas para crear la ilusión de que son autos diferentes propios de una producción más avanzada y conseguir la homologación en la categoría GT.

1st-Cobra-2-62-2

En junio del 62 comienza la producción real de las 75 primeras unidades del AC Cobra Mark I (Cobra 260). En EEUU se comercializaría bajo la denominación de Shelby AC Cobra “powered by Ford”. Carroll Shelby había soñado que el coche debía llamarse Cobra y como tantos de sus sueños acabó convirtiéndolo en realidad.

En la evolución natural del coche se sustituye el motor 260 por un V8 289 en la versión Mark II de 528 unidades finales, que ganaría el campeonato del mundo de GT en 1965. Posteriormente ya llegaría el famoso motor 427 de 7 litros que es quizás el más significativo de la saga. Otras versiones destinadas exclusivamente a la competición fueron el Cobra Daytona o el Shelby King Cobra.

Carroll-Shelby-1963a

Aunque el primer propósito de Carroll Shelby de complementar la agilidad de los modelos europeos con la potencia de los motores americanos, no era del todo innovador, nadie lo había llevado hasta la máxima expresión como con en el Cobra y la admiración que trasciende en estos días, es un eco del asombró provocado en otros pasados.

Carroll Shelby mantenía en su garaje, entre otros, el primer Cobra 260 construido y una versión sobrealimentada con motor 427 que fabricó en el 66 y que rendía 850HP.

Shelby Mustang

En 1964 Ford lanza uno de sus modelos más prolíficos en versiones, en ventas y en popularidad, el Ford Mustang, a la postre convertido en icono gracias al grupo de trabajo que dirigió Lee Iacocca.

A finales de ese mismo año, Ford se encontraba en pleno proceso de desarrollo del GT40 y recurre al texano para llevar a cabo el trabajo sobre la versión de competición, cuyos resultados ridiculizaron a cuantos competidores osaban compartir parrilla de salida con él. Así que en 1965 y con el objeto de potenciar su distribución y crear un coche de competición, Ford pone en las manos de Shelby el Mustang. La primera versión sería el “fastback” que a su vez es la base para el modelo GT350 con motores 289 que modificó hasta alcanzar los 306HP y que lograría su primera victoria en Green Valley (Texas) un mes más tarde de su debut.

ShelbyGT350MustangNewandOld

El salto cualitativo fue palpable y se hizo aún más notorio con el GT500 que llegaría en 1967. Si el nombre Mustang ha trascendido épocas y fronteras, de todos ellos, es el Shelby GT500 el Santo Grial de los Mustang.

Chevrolet había reaccionado con su nuevo Camaro a la superioridad de Ford en competición y se piensa en sustituir el GT350. De la mano de Shelby se hace más largo y más ancho para ser capaz de albergar motores mayores. Se le acopla el 428 V8, sustituyendo así los motores 289 de 4.7 litros por un enorme motor Cobra de 7 litros y 355HP, aunque también se montaron los motores 429 o los 427 que llevaban las unidades de competición..

Además el aspecto más agresivo que le otorgan sus dimensiones se acentúa simulando tomas de aire y disponiendo rejillas sobre el capó.

El “pony car” del 64 había dejado de ser “un coche para secretarias”era ahora un dragón con silla de montar salido del taller de un texano criador de pollos y piloto.

1967-Shelby-Mustang-GT-500-blue-white-fa-lr

El motor Cobra dio nombre al propio modelo al comercializarse en el 68 como Shelby Cobra GT500. Se produjeron varias versiones como el “King of the Road” (KR) con motor Cobra Jet o el exclusivo “Super Snake” del que se pretendían construir 50 unidades pero por precio solamente vio la luz una. A este último se le acopló el motor 429 de 7 litros del Ford GT40 MkII de 520 HP.

gt500-super snake

La producción del GT500 cesó en 1970 aunque algunas unidades construidas a partir de excedentes fueron comercializadas posteriormente, al igual que series limitadas bajo pedido expreso de algunos distribuidores Shelby. Comúnmente se comete el error de asociar el modelo “Eleanor” o GT500E a esta fábrica. Este automóvil llamó extraordinariamente la atención del público tras la aparición en el “remake” de la película “Gone in 60 seconds”, pero de hecho son modificaciones realizadas expresamente para la película, que no parten de la base del GT500 sino del Fastback. Nadie osaría a tocar un pelo de un GT500 para someterlo a una transformación …por muy espectacular que resultase.

GT500E (Eleanor) 3

2012 un año de homenajes.

El modelo GT500 Super Snake  -reeditado en 2007 sobre la base del también actualizado Mustang- fue elegido por Shelby American para  desarrollar a partir de él una nueva versión en 2012 conmemorando el 50 aniversario del primer Shelby Cobra. Para tal acontecimiento y en el más puro estilo de Carroll Shelby, el nuevo modelo limitado a 500 unidades está dotado de un motor 5.8 litros sobrealimentado con compresor volumétrico que rinde 671 caballos. Sin duda es el más agresivo de cuantos componen las actuales gamas de Mustang de Ford y Shelby, concepto que ha heredado del mítico Super Snake del 67.

shelby-gt500-super-snake

Pero tras el fallecimiento del creador y alma de Shelby American Inc., una nueva versión está en marcha. El mito del GT500 ahora rinde tributo a su creador bajo la batuta de “Friends of Carroll Shelby”.

La bestia desarrolla 862 caballos con la base del que fue el último trabajo de Carroll Shelby -el GT500 2013- sacando nada menos que 200cv más de su V8 de 5.8 litros gracias a un compresor Whipple desarrollado por Ford Racing. En un “intento” de transmitir esa potencia al asfalto, tiene unos neumáticos de 345mm y una carrocería más ancha para recibirlos, con lo que es además más musculoso. No faltan tomas de aire y rejillas de ventilación que nos devuelven otra vez al concepto del super sanke del 67, aunque al tener éste ya sucesor, el nombre que llevará la criatura será “Ford Shelby Mustang GT500 Cobra”. Por supuesto va pintado en  Azul Giardsman y las barras en Blanco Wimbledon como los clásicos del áspid.

ford-mustang shelby gt500 cobra 2013 -2

Para los amantes de la potencia sin límites, el motor del Cobra de 862 HP estará también disponible para el modelo GT500 Super Snake.

Va a ser un solo ejemplar el construido, pero con tanto talento y años de experiencia puestos a disposición del proyecto no podía dejar de ser una pieza excepcional la que diera una despedida como se merece a un personaje no menos excepcional.

Como dice Jim Farle -Vicepresidente de Ventas y Marketing de Ford- “Incluso a los 89 años de edad, Carroll fue una inspiración para todos. El auto que hemos creado representa una idea muy acercada de lo que él quería hacer con el Shelby GT500 2013 para convertirlo en un verdadero Cobra”

Anuncios

2 pensamientos en “Ford Shelby Mustang GT500 Cobra. Homenaje póstumo a Carrol Shelby

  1. Pingback: FORD MUSTANG (1ª GENERACIÓN 1964-1973) | Talleres Justo

  2. Pingback: Nuevo Fiat 124 Spider. Tras sus propios pasos. | COCHES CLASICOS DE HOY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s