Alfa Romeo TZ3, nacido clásico

El piccolo GTO, como se vino a denominar popularmente al originario Alfa Romeo TZ, fue uno de los modelos de la marca más exclusivos. Ahora este Zagato tiene sucesor y como tal astilla, sin duda que es objeto de deseo. Una única unidad es la que se ha construido del TZ3 Corsa y hasta 9 del modelo Stradale.

Alfa Romeo-TZ3 Stradale 2011

Alfa Romeo TZ

El éxito del Giulietta de 1954 del que se frabricaron 132.000 unidades, trajo a Alfa Romeo un periodo de vacas gordas, que por otra parte, siempre estuvo muy ligada a Ferrari por un vínculo casi fraternal. El propio Enzo Ferrari fue piloto antes que fraile, y precisamente a los mandos de los prototipos de Alfa.

A finales de la década de los 50, el Giulietta SZ (Sprint Zagato) era la versión deportiva de serie del éxito de ventas Giulietta 1600 y utilizada para la competición en rallyes por diferentes pilotos. Así consiguió la victoria en pruebas como la Copa de los Alpes y la Lieja-Sofia-Lieja a las manos de Bernard Consten en 1958.

Alfa comienza entonces con un plan que incluía la creación de un verdadero prototipo de competición para la categoría Gran Turismo. En 1959 se encarga de nuevo a Zagato la tarea, aunque el proyecto queda en standby hasta 1961 ya que el diseñador llevaba en ese momento otros encargos de Aston Martin y la propia Alfa Romeo. Se utilizó el motor de Giulietta (denominado Giulia a partir de 1962) y un chasis tubular que acabaría dando nombre a la creación: TZ (Tubulare Zagato). Se le dotó de suspensión trasera independiente y frenos de disco en las 4 ruedas.

alfa-romeo-tz-face

A finales de 1961 los primeros modelos están listos y se presenta en Salón del Automóvil de Turín de 1962.

Auto-Delta y TZ1

Carlo Chiti trabajó para Alfa Romeo a principios de los 50 coincidiendo con el desarrollo del 3000 CM y creando una gran amistad con su presidente Giuseppe Eugenio Luraghi. Posteriormente pasaría a formar parte de Ferrari a quien llevaría a conseguir el campeonato del mundo de F1 en 1961 en el pellejo de Phil Hill. Además tuvo un papel importante en el desarrollo del Ferrari GTO, encargándose de la adaptación del motor V12 del 250 SWB del que partía. Pero en la fase final del proyecto GTO se produjo un profundo desencuentro con la marca del cavalino y fue despedido de la empresa. Funda entonces AutoDelta con sede en Udine junto con Ludovico Chizzola, cuya familia poseía un concesionario Alfa Romeo.

La fabricación del Giulieta/Giulia seguía a marchas forzadas, hasta el punto que se abre otra planta para poder llevar a cabo la producción demandada. En este punto Luraghi se plantea externalizar su departamento de competición y encarga a la recién creada AutoDelta la producción de 100 unidades del TZ1, necesarias para su homologación como Gran Turismo. EN 1963 irrumpe en el mundo de la competición consiguiendo la primera victoria en su debut en Monza. Consiguió también importantes victorias, siempre dentro de su categoría, en pruebas como las 12 horas de Sebring, las 24 horas de Le Mans o los 1000 km de Nurburgring.

alfa romeo tz1 le mans 1964

Hay que aclarar que fue un auto concebido para la competición en circuitos y su paso por los rallyes se debió al afán de Alfa Romeo Francia por dotar al piloto Jean Rolland de un sustituto al SZ con el que en 1963 consiguió la victoria en la Copa de los Alpes. Así al año siguiente hizo lo propio con el TZ. De hecho es curioso que montara unas ruedas de 15 pulgadas, algo exagerado para la época y para un auto de apenas 1600 cc.

En 1964, Alfa Romeo se plantea competir en la categoría Sport y convence a Chiti para hacerse con la propiedad de AutoDelta, de cuya fábrica ya habían salido más de 100 unidades. Mientras Chiti se convierte en Director General e instala su base de operaciones en Milan, en donde puede acceder al circuito de la marca en Balocco (Arese), Ludovico Chizzola permanece en Udine desarrollando por su cuenta el TZ hacia lo que él pensaba que debía ser: el Giulia 1600 Berlinetta “Vico”. 

Alfa-Romeo-Giulia-TZ-Prototipo-Berlinetta-Rear1

Aunque oficialmente el TZ era un Gran Turismo sólo se produjeron 110 unidades y era un coche de competición en toda regla.

Alfa Romeo TZ2

Con el ánimo de mantener la supremacía se acomete un nuevo proyecto, el de evolucionar al Tubulare Zagato.

Las indicaciones de Luraghi a Carlo Chiti son concisas. Había que hacerlo más bajo, más ligero y más potente. Ercole Espada, trabajador de Zagato, fue el diseñador de la máquina y Oarzio Satta y Guisseppe Busso junto con el propio Chiti los ingenieros del proyecto. Se hizo más ancho y más bajo, dando una altura al prototipo de 41 pulgadas. La carrocería era del mismo material con el que Porsche construyó el 904 carrera 4, GRP, un material plástico reforzado con fibra de vidrio que reducía el peso total en 100 kg.

Alfa Romeo TZ2

El motor pasó por las manos de Virgilio Conrero que acopló carcasas de magnesio para reducir más el peso. Con respecto a la potencia, la culata es sustituida por la de los modelos GTA con un árbol de levas más cruzado y vávulas más grandes. También se le dota de un cárter seco con lo que el motor puede ir en una distribución longitudinal sin tener que alterar la aerodinámica del coche. La caja de cambios es manual de 5 relaciones que trasmitía la potencia al tren trasero. Los resultados fueron un coche de 41 pulgadas, 170cv, 630 kg y una velocidad máxima de 245 km/h.

No escapa que este pequeño tiene un aire al mítico Ferrari 250  GTO. Por ello, por la ingeniería de la que hace gala, por la especial relación histórica entre Alfa Romeo y Ferrari y el importante papel de Chiti en ambos ejemplares históricos, al TZ2 se le conoce como “el pequeño Ferrari GTO”.

Se desarrollaron entre 12 y 14 unidades, aunque algunos TZ2 eran TZ1 reconvertidos como indican las numeraciones de sus chasis. Otros ilustres diseñadores como Bertone o Pininfarina, no resistieron la tentación de dejar su impronta en este coche y construyeron sus propias versiones, teniendo una notable relevancia en modelo Canguro del primero de ambos. Sin embargo, se desestima la opción de producir una versión de calle, que era el objetivo de los 2 diseñadores, puesto que los altos costes del TZ2 lo hacían de entrada inviable.

Alfa Romeo TZ CANGURO

Fue presentado en 1965, participando ese año en las 24 horas de Le Mans. Los tres TZ2 se retiraron, pero al año siguiente ganó todas y cada una de las carreras de su categoría (1600cc) en las que participó. Entre otras, se llevó los 1000km de Monza con Andrea de Adamich y las fatídicas 12 horas de Sebring en las que se produjo el accidente del Ford GT40 de Bob MacLean que acabó con la muerte de 4 espectadores. Pero la más significativa fue la victoria en la Targa Florino con Enrique Pinto y Nino Todaro, consiguiendo un cuarto puesto absoluto por detrás de 2 Porsche 906 y un Ferrari Dino. Trás 18 meses de exitosos resultados deportivos, la marca italiana se volcó en el desarrollo del no menos emblemático Alfa Romeo 33, cuyo encargo recaló, como no es de extrañar a tenor de los resultados del TZ, en Carlo Chiti y Autodelta.

TZ3 Corsa y TZ3 Stradale

En el 100 aniversario de la marca, Alfa Romeo eligió este pequeño GTO para homenajearse a sí misma y aprovechó para revivir uno de sus mayores logros en ingeniería.

Alfa Romeo-TZ3 Corsa 2010

En la edición del 2010 del concurso de elegancia Villa d’Este, fue presentada la única unidad construida, por supuesto por Zagato, del TZ3 Corsa, llevándose el primer premio en la categoría “Design Concept”. Cuenta con un chasis de una sola pieza de fibra de carbono, una carrocería de aluminio con un motor de 4.2 V8 y un cambio secuencial de 6 velocidades. Por supuesto mantiene la “coda tronca” de sus 2 ancestros, que es quizás el rasgo más distintivo de esta ilustre saga.

Pero no sólo es una cara bonita, algo que nadie discute, sino un bólido que alcanza los 300km/h y acelera de o a 100 en 3.5 segundos. Algo imprescindible para estar a la altura de las expectativas familiares.

Pero un sólo ejemplar, que por supuesto ya tiene propietario (Kapp Martin), parecía dejarnos con la miel en los labios. La colaboración entre el grupo Fiat y Crysler (propiedad en un 46% de Fiat) hizo posible que en 2011 viera la luz el TZ3 Stradale. Sobre el chasis del Dodge Viper ACR, se asienta una espectacular obra de diseño y elegancia producto del diseñador Norihiko Harada.

alfa romeo tz3 stradale 2011 racing

Eric Rey, otro fanático coleccionista de Zagato y Alfa Romeo y miembro del Museo del Automóvil de Saratoga (Estados Unidos) ya tiene en su poder una de las 9 unidades construidas del Stradale. Obviamente ya es todo un clásico.

Anuncios

Un pensamiento en “Alfa Romeo TZ3, nacido clásico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s